viernes, 11 de septiembre de 2009

Amway Colombia

La historia de Amway (2009)

Rich DeVos y Jay Van Andel, cofundadores de Amway y amigos de la infancia, trabajaron juntos en varias empresas pequeñas desde muy jóvenes. Gracias a estas primeras experiencias descubrieron que tenían muchos valores, intereses y aspiraciones en común.



El inicio

En 1949 descubrieron los suplementos alimenticios de NUTRILITE™ y su método de venta directa. El éxito que cosechaban los representantes de Nutrilite convenció a DeVos y a Van Andel de que, cualquiera que quisiera trabajar duro, podía tener un negocio propio gracias al método de venta directa.



Los años cincuenta

En 1959 Van Andel y DeVos fundaron Amway y adoptaron los conceptos más importantes del plan de ventas de Nutrilite: una oportunidad de participar en un negocio de bajo riesgo abierto a prácticamente todo el mundo, sin límites geográficos ni de ingresos, una inversión inicial baja y la posibilidad de que los nuevos distribuidores sobrepasaran las ganancias de las personas que los habían introducido en el negocio (patrocinador) según su capacidad y según el tiempo y los esfuerzos que estuvieran dispuestos a hacer por su empresa. Amway empezó con el desarrollo y la venta de su propia línea de productos para el hogar concentrados y de gran calidad. Su producto de limpieza líquido, orgánico y multifunción. También llamado L.O.C.™, fue el primer producto de la empresa. Fue un producto «orgánico» mucho antes de que este tipo de productos se pusiera de moda.


Los años sesenta

En su primer año, las ventas de Amway llegaron a una cifra impresionante de 500.000 dólares. Mientras la empresa seguía creciendo rápidamente en los Estados Unidos, DeVos y Van Andel decidieron en 1962 expandirse a Canadá.

Amway añadió más productos, incluyendo el detergente SA8™ en el año 1961, así como el conjunto de utensilios de cocina AMWAY QUEEN™. La nueva línea de productos para el cuidado personal incluía perfume para mujeres, productos de aseo personal y los cosméticos ARTISTRY™. También se introdujo en el mercado un Catálogo de expertos en compras (o «personal shoppers»), que incluía 300 productos de otras marcas.

Hacia el final de la década, las operaciones de Amway en Estados Unidos y Canadá contaban con una red de 100.000 distribuidores y una facturación de 85 millones de dólares. Asimismo, se fabricaron 200 productos más en las grandes instalaciones de Amway en Ada, Michigan, donde trabajaban a más de 700 personas.




Los años setenta

Los setenta marcaron la expansión de Amway hacia Australia, Europa y Asia.

La adquisición de la participación mayoritaria de Nutrilite Products Inc. hizo posible que los distribuidores de los Estados Unidos vendieran al por menor la línea completa de los suplementos alimenticios NUTRILITE™.

Las instalaciones de producción de Amway siguieron creciendo hasta convertirse en una ciudad independiente que se extendía más de 232.000 m² , con su propio generador de corriente, una planta de tratamiento de agua, una planta de reciclaje, un ómnibus privado y un departamento de bomberos. En todo el mundo, las instalaciones de Amway se elevaban a un total de 418.000 m² .

Al final de la década, las ventas de Amway se habían multiplicado por siete, hasta alcanzar una cantidad impresionante de 800 millones de dólares.


Los años ochenta

Sin ninguna recesión a la vista, las ventas de Amway superaron la marca del millón de millones de dólares en 1981. Una nueva planta cosmética terminada en la primera mitad de los ochenta permitió a la empresa desarrollar y elaborar los productos ARTISTRY™ desde las oficinas centrales en Ada, Michigan.

Amway también ha sido la primera en lanzar una categoría de productos completamente nueva, el Sistema de tratamiento de agua AMWAY. De hecho, esta línea de productos sigue ocupando una posición privilegiada en el mercado actual.



Los años noventa

Siguiendo los pasos de sus padres, los hijos de Jay y Rich les sucedieron como Presidente y Gerente de Amway, y compartieron el cargo de director ejecutivo responsable de la gestión de los negocios diarios de Amway.

Al mismo tiempo, empezó a surgir una nueva generación de líderes dentro de las familias de distribuidores, que crecían y seguían el éxito cosechado por sus padres.

Los noventa fueron testigos de una expansión internacional espectacular. En tan sólo la primera mitad de la década, Amway duplicó la cifra de sus afiliados internacionales. Las ventas anuales seguían a su ritmo y se triplicaron durante el mismo período de tiempo. A finales de la década, había más de tres millones de representantes y comerciales en unos 80 países y territorios involucrados en el negocio mundial de Amway y los volúmenes de ventas al por menor alcanzaban ya los 5000 millones de dólares.

Por todo el mundo, los afiliados regionales y estatales de Amway siguieron mostrando su apoyo a los distribuidores con el lanzamiento de páginas de comercio electrónico que extendieron la oportunidad de Amway al ciberespacio. Los negocios de Amway basados en internet cuentan con el respaldado de las instalaciones de distribución y los almacenes, que permiten procesar los pedidos y entregar el producto de una forma más rápida y exacta.


La empresa en la actualidad

Alticor sigue siendo propiedad de las familias DeVos y Van Andel.

Hoy, Alticor…

  • tiene unas ventas netas de 7100 millones de dólares
  • consta de una plantilla de más de tres millones de empresarios y representantes de ventas independientes.
  • opera en más de 80 países y territorios
  • tiene más de 13.000 empleados en todo el mundo
  • posee más de 160 centros de distribución
  • tiene oficinas en 57 países
  • tiene más de 500 científicos que desarrollan productos de calidad
  • tiene más de 700 patentes y otras 500 en trámite (o ya enviadas)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada